El Biblioblog

Comentarios y críticas de libros por riguroso orden de lectura

Archivos

<Diciembre 2019
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Géneros

  • Filosofia
  • Ensayo historico
  • Thriller
  • Novela historica
  • Ciencia ficcion
  • Fantasia
  • Divulgacion cientifica
  • Otros Bibliófilos

    P. Jorge
    Atalaya
    CRISEI
    La Biblioteca de Babel Cuchitril Literario
    Cadenas bien formadas


    Documentos

  • Historial

  • Blogalia

    Blogalia


    ©2005 BioMaxi

    Wishlist en Amazon

    Inicio > Historias > The Last Continent

    The Last Continent

    Terry Pratchett, 1998

    Esta noche, a pesar de mi creciente febrilidad, terminé "The Last Continent". Normalmente los libros de Discworld puedo clasificarlos en dos grupos: los que no puedo parar de leer y los que no son tan buenos como para obligarme a cancelar cualquier otra actividad que me impida leer. Será el efecto de las Navidades, pero éste es inclasificable en esos términos. Según lo empecé a leer me pareció muy prometedor, no digamos ya cuando lo tenía mediado. Sin embargo me ha costado mucho esfuerzo terminarlo. Supongo que mi falta de familiaridad con los tópicos sobre Australia me ha impedido entender todo y que tanto compromiso navideño ineludible (tanto que han recurrido a quitarme el libro de las manos) me ha frenado más allá del límite del pleno disfrute (odio cuando tengo que usar marcapáginas y más cuando tengo que releer las últimas líneas para saber dónde me quedé).

    En los mapas de Discworld1 disponibles en la biblioteca de la UU2 hay un espacio no cartografiado designado como XXXX. La naturaleza del último continente por descubrir es un misterio puesto que nadie ha regresado de allí, si alguna vez llegó. ¿Cómo se sabe pues que existe? Por la sencilla razón probabilística de que tanto espacio vacío está prácticamente determinado a tener algo3. Esta parece que es la linea de razonamiento de los Creadores, que se dedican a ir creando mundos y "editando" las creaciones ajenas según pasan.

    Efectivamente, la respuesta evidente para la aparente evolución de hasta la propia geografía es la acción continuada de estos creadores. En el caso de XXXX el creador original del Discworld dejó un inmenso espacio vacío de toda geografía. Esta es una de las situaciones paródicas que más me gustan del libro: si se descubre algo previamente desconocido, incluso un nuevo continente, bien puede ser que se deba a que simplemente ese objeto no existía previamente. Es como si al descubrir Australia, después de haberle dado varias vueltas (de hecho, los holandeses que descubrieron Nueva Zelanda (Nieuw Zeeland) y Tasmania cometieron la tremenda proeza de circunnavegar Australia sin siquiera avistarla), los geógrafos afirmaran que la única respuesta posible es que la isla no existiese antes.

    En tal caso, ¿cómo explicar la aparente antigüedad de las cosas allí encontradas? Sencillo: fueron creadas ya antiguas. El libro es en sí una disgresión sobre la plasticidad del espacio-tiempo, lleno de cosas que conoces de toda la vida pero que no existían hace 5 minutos. Ah, y por cierto, la comparación con Australia no es casual: XXXX es la versión Mundodisco de Australia (recordemos que el continente contrapeso es una parodia del mundo oriental). Esto ya se desveló en "Interesting Times" (aunque la primera alusión al continente aparece en "Reaper Man", donde se menciona que hay hechiceros que llevan bolas de corcho colgando del ala de sus sombreros, al parecer algo típico de por allá) que termina con los huesos de Rincewind frente a un aborígen, y como éste es mi personaje favorito llevo desde entonces muriéndome de ganas por saber qué pasó con él...

    ...y lo averiguamos porque los que le enviaron (sin querer) allí precisan de nuevo de sus servicios: él es el único que conoce la identidad verdadera del bibliotecario, requisito indispensable para poder realizar un conjuro que le devuelva a su forma original, ya que un terrible constipado (un orangután tropical como él aguanta muy mal el invierno) le hace mutar a cada estornudo. Fieles a los modos y costumbres académicos, la mejor manera de averiguar algo sobre algo es preguntar al autoproclamado catedrático. Y como es de esperar, el profesor de Geografía (Egregius Professor of Cruel and Unusual Geography) no está en su despacho/dormitorio. Lo que sí que hay es una ventana abierta a una playa tropical. Como el deber les llama, la plana mayor de la UU se va de expedición a este lugar ignoto. El desastre ocurre cuando Mrs Whitlow, el ama de llaves, cierra accidentalmente la ventana. Ir a encontrar a alguien es receta segura para acabar perdidos, en este caso en una isla desierta en un lugar desconocido y en un tiempo, según descubren, pasado. Tan pasado, de hecho, que el último continente no ha sido terminado de crear y que el dios de la evolución aún anda experimentando diseños.

    Este es uno de los puntos que más me ha gustado del libro porque toca mi tema favorito. El dios de la evolución es un dios iconoclasta (para empezar, es ateo) cuyos intentos por mejorar la combustibilidad de las reses para facilitar los sacrificios religiosos le llevan, tras perder todos sus fieles, a exiliarse en una isla recóndita en la que practicar la evolucionabilidad de sus creaciones, entre las que abundan los tipos de escarabajos (siendo esto un guiño a JBS Haldane, evolucionista ateo que, preguntado en un debate qué opinaba sobre dios, contestó que lo único que podía decir es que tenía que tener "un gusto desmedido por los escarabajos"; en numero de especies, los escarabajos son el grupo más diverso, y por mucho, muchísimo). La evolución por selección natural es una consencuencia de la reproducción diferencial, unos individuos debido a sus características hereditarias teniendo más éxito reproductivo que otros. Terry Pratchett juega con esta "supervivencia del más apto" (survival of the fittest) y la convierte en la "supervivencia del más rápido" (survival of the fastest), en palabras del Archicanciller (rector) como reflexión sobre la impresionante velocidad con la que los organismos de la isla se adaptan al entorno: en otro guiño evolucionista, los magos observan como un lagarto bípedo gigantesco y de feroz expresión se convierte en un pollo. Efectivamente, las aves evolucionaron a partir de los dinosaurios, pero desde luego ningún dinosaurio "evolucionó" a ave, extremo lamarckista que el archicanciller exige para creer en las teorías disparatadas del joven Stibbons (otro de mis favoritos): ningún lemming desarrolla alas en su caída final por el barranco, a pesar de las evidentes ventajas que ésto le supondría.

    Finalmente consiguen escapar gracias al fruto de una planta que está especialmente adaptado para la dispersión acuática: tiene forma de barco, con su mástil y su vela y su bodega de carga. La isla resulta estar en las cercanías del último continente, que está rodeado por un cinturón tormentoso. Al atravesarlo el barco-fruto madura-naufraga y los hechiceros se tienen que refugiar en las semillas (que tienen la curiosa forma de una tabla oval con una aleta) que parecen especialmente diseñadas para flotar sobre las olas. Así, haciendo surf (y el tesorero demostrando ser todo un experto), llegan al continente justo a tiempo para ver cómo el creador da los últimos toques, llegando a enseñarle cómo dibujar un pato (que, accidentalmente, resulta tener 4 patas y así se explica el origen del ornitorrinco).

    Mientras (narrativamente hablando) todo esto (y mucho más) les sucede a ellos, Rincewind recorre la geografía desértica arcillosa del continente, encontrando en su camino al equivalente enano de "Mad Max" (con una hilarante persecución a toda velocidad), a "Cocodrilo Dundee" encarnado en el cocodrilo que regenta una tasca en Didjabringabeeralong (nó sé cómo habrán traducido esto, que significa "¿te has traído una cerveza contigo?" y que suena genuínamente australiano) e incluso a la troupe de "Priscilla, reina del desierto", aunque torpe como él solo, parece ser el único en no darse cuenta de que no son señoritas. Probablemente haya otras parodias más que se me hayan pasado por alto (creo reconocer en el final una alusión a "Waterworld", pero eso no me suena mucho a australiano) mezcladas con un montón de otras referencias al folklore de Australia, como su pasión por la cerveza lager (en lugar del ale al que acostumbran en Ankh-Morpork; por cierto, XXXX es la marca de una cerveza australiana), el teatro de la ópera de Sidney y las omnipresentes ovejas junto con otros elementos de la fauna autóctona como los koalas y kanguros.

    Con todo, la aventura de Rincewind me parece menos divertida, excepción hecha de algunos gags puntuales, que la de los hechiceros de la UU, llegando en algunos momentos a perder el sentido, simplemente saltando de muletilla en muletilla. De hecho, que las hazañas de Rincewind sean reconocidas por los "equsianos" le quita algo de la gracia al personaje, salvador del mundo en varias ocasiones4 y, a pesar de ello, tratado como un bueno-para-nada por todo el mundo, incluído él mismo.

    Espero que los que no se lo hayan leído y tengan intención de hacerlo me perdonen el spoiler. Y para el que se haya quedado con ganas de más, aquí la entrada correspondiente del Annotated Pratchett File.



    1 Mundodisco. Para los no familiarizados, el mundo en el que se desarrolla esta parodia de saga fantástica (y, aplicando la propiedad conmutativa, fantástica saga de parodias) se llama así debido al hecho (científicamente demostrado) de que el mundo es un disco que viaja a través del espacio sideral a lomos de 4 elefantes que descansan sobre el caparazón de la Gran Tortuga A'Tuin (sexo desconocido).

    2 Unseen University, la universidad 'de lo nunca visto' puesto que reune al estamento académico de los magos/hechiceros; la traducción literal es "universidad no-vista", lo cual es un poco contradictorio con el hecho de que se trata del complejo arquitectónico más notorio de Ankh-Morpork. Un ejemplo de por qué últimamente me niego a leer traducciones. Con todos mis respetos por los traductores, hay expresiones cuya complejidad difícilmente puede trasladarse y uno llega un momento en el que se harta de leer notas del traductor a pie de página.

    3 Aplicando este razonamiento al vasto espacio ocupado por el Océano Pacífico, algun que otro novelista (y muchos magufos) se han dedicado a hablar del continente perdido de Mu, perdido puesto que al igual que la Atlántida habría desaparecido por causas misteriosas. El título del libro (The Last Continent) es en sí mismo una parodia de esto puesto que continente perdido se traduce por Lost Continent, un simple cambio de una vocal. Otra razón más para ser fiel al idioma original.

    4 Si el Quijote es la esencia del anti-héroe realista, la voluntad del personaje buscando el peligro pretendiendo desfacer entuertos y desaguisados mientras que la realidad se empeña en mostrarle la inutilidad de sus empeños, Rincewind es su completo opuesto, el anti-héroe fantástico: su voluntad es alejarse de todo peligro, pero el mundo de fantasía en que vive se empeña en ponerlo en situaciones que le convierten en héroe a su pesar. En esta novela de hecho el narrador explícitamente utiliza esto al introducir un personaje cuya única función es la de hacer que Rincewind sea él mismo y sabiendo que su misión es salvar al continente y pretendiendo evitarlo, lo salve.

    2005-01-10 01:00 | 7 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://biblos.blogalia.com//trackbacks/25231

    Comentarios

    1
    De: Ctugha Fecha: 2005-01-10 12:05

    Es de las mas flojas de Pratchett, creo, y a ratos parece una coleccion de gags. Eso si, algunos son muy buenos.



    2
    De: Palimp Fecha: 2005-01-15 11:09

    No se si será de las más flojas... puede que en cuanto a hilo argumental, pero los gags de los mejores: El dios de la evolución es, sencillamente, genial.

    Bienvenido al mundo de los blogs reseñadores!



    3
    De: BioMaxi Fecha: 2005-01-17 15:39

    El dios de la evolución sí que es genial, sí. Sólo por él ya merece la pena el libro.

    El caso es que me habéis dejado pensando, con vuestros comentarios, en cuál es el peor libro de Discworld que he leido... y aun no me acabo de decidir, aunque Maskerade no se puede decir que me apasionara. ¿A vosotros cuál os parece el peor libro de Discworld?



    4
    De: Palimp Fecha: 2005-01-18 11:49

    Bufffff, menuda pregunta. Sólo me he leído los libros editados en castellano (excepto 'Hombres de armas'), y para mí las novelas de Mundo Disco se dividen en dos: las que me gustan y las que me encantan. Podría poner unas cuantas en la primera categoría pero ¿la peor? Pardiez, no tengo respuesta...



    5
    De: Sergi Fecha: 2005-03-16 03:34

    Equal Rites es para mi gusto la más flojita, pero claro, cuando uno viene de los dos primeros libros, se echa de menos a Rincewind. Aunque me lo leí hace muchísimo. Supongo que ahora lo vería distinto, aunque hay que admitir que Pratchett mejora muchísimo su estilo en cada libro, y si intentas leer uno de los primeros después de haber leído los más recientes, ya no te gustan tanto. Quizá es porque los mersonajes han madurado muchísimo a base de historias y anécdotas.



    6
    De: BioMaxi Fecha: 2005-03-16 09:20

    Mi sensación al leer Equal Rites fue la misma ;-)
    Al principio echaba de menos a Rincewind y me costaba leer, pero al final ya asimilé a las brujas y me divertí con el final.

    Curiosamente, el personaje que encuentro que ha cambiado menos es Rincewind.



    7
    De: igorstravinsk6 Fecha: 2019-07-09 04:35

    Free Fire is the ultimate survival shooter game available on mobile. Each 10-minute game places you on a remote island where you are pit against 49 other players, all seeking survival. free fire



    portada | subir